La falacia del Multitasking
La productividad importa y mucho 💪, sin embargo el multitasking no es lo que te hicieron creer, descúbrelo aquí 😉

Existe una creencia muy extendida, acerca de los beneficios que nos da el hacer multitasking o multi-tarea. Algunas personas están a favor y la ubican como una habilidad deseable, mientras que otras huyen de esto.

Lo cierto es que no es tan sencillo como decir que es malo o bueno, ya que va a depender de las tareas a las cuales queramos hacerles el multi-tasking.

En este artículo comentaré sobre este tema, comencemos devs! 😊.

En qué casos es conveniente

La productividad está relacionada directamente con la concentración, de forma que cualquier cosa que altere nuestra concentración o que la reduzca si quiera, debería evitarse.

Precisamente el Multitasking atenta contra la concentración, es por esto que no lo recomiendo.

En los únicos casos en los que nos podemos dar el lujo de hacer Multitasking es en aquellas tareas que no requieran concentración, así de simple, o que requieran concentración de una forma mínima. Generalmente esto pasa con las tareas manuales, operativas o repetitivas.

De forma que por ejemplo, es perfectamente posible hacer un trabajo manual como una transcripción de digitación mientras escuchas música, o por ejemplo, mejor aún, escuchar un audiolibro mientras hacer ejercicio físico en una bicicleta de spinning en casa o en el gimnasio, o repasar ese discurso que tienes estudiado para alguna ponencia mientras cocinas.

Esta es una forma inteligente de hacer Multitasking y como podemos notar se puede dar en contadas ocasiones particulares.

El Multitasking de verdad es aquel que te permite hacer más de una tarea de forma simultánea, no que interrumpas constantemente por alternar entre tus tareas.

En todo lo demás, es desaconsejable...

Para todo lo demás, el multitasking tiene consecuencias negativas, ya que según un estudio hecho, disponible aquí, nos indica que el Multitasking al provocarnos estar cambiando de una tarea a otra constantemente y en cortos espacios de tiempo, nos reduce tremendamente la productividad.

Esto sucede primero porque no sólo no haremos las cosas del todo bien, sino por que nos dará la falsa sensación de progreso, pero este sería efímero y no podremos desplegar todo nuestro potencial.

Usualmente también hace que demoremos más y eventualmente con menor calidad en nuestro trabajo.

El escuchar música, sobre todo si es calmada y de nuestro agrado, junto con avanzar nuestras tareas no se consideraría multitasking, de forma que una buena música sí podría ser buena acompañante para esos momentos de trabajo y concentración o creatividad.

Este blog es pragmático así que pongamos un ejemplo: Como desarrolladores de software que somos, imaginemos esta situación: estar avanzando con un feature de login de un sistema xyz, y a la vez estar debugeando el código en búsqueda de un bug reportado en el módulo de ventas de otro sistema, terrible cierto? De que se puede, se puede, pero con el coste de hacerlo con más tiempo, sin técnica y reforzando malas prácticas. No caigamos en esta trampa 😉

Hacer y completar tareas una a una, es lo que realmente nos dará sentido de logro y progreso real

Photo by Surface on Unsplash

Conclusiones

Es por todo lo mencionado, el sentido común y los estudios más recientes sobre el tema, en que hay que tener cuidado con la moda del "multi tasking" ya que en la gran mayoría de los casos resulta contra producente y nos merma la productividad, un bien muy preciado hoy en día.

Hacer multitasking cuando es posible hacerlo es una decisión inteligente que sí nos aporta.

Para alcanzar picos de rendimiento, debemos ingresar al llamado "estado de fluidez" o también conocido como estar "in the zone" en el cual nos concentramos tanto en la tarea que estamos haciendo que se pierde el sentido del paso de tiempo y se avanza más y mejor, con lo cual te haces más eficiente, a eso debemos apuntar y evidentemente el estar alternando tareas, nos quita todo esto.

Así que piénsalo dos veces cuando alguien te diga que el multitasking es una habilidad muy provechosa.

Si deseas más información en este tema tan interesante puedes encontrar más información en el libro Soft Skills primera edición página 238.

En próximas entradas hablaremos de lo que realmente sí es útil a la hora de ser productivos, pero mientras tanto te recomiendo esta otra entrada sobre concentración y productividad para programadores.

Si este artículo te ha gustado considera compartirlo en tus redes sociales crack! 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.